Librería
Español

Espinas y Rosas

19.0K · En curso
Maria Temoltzin
11
Capítulos
94
Leídos
9.0
Calificaciones

Sinopsis

Rose es débil, es frágil y hermosa como la flor que lleva su nombre. Siempre protegida por su padre ahora debe enfrentarse al mundo exterior. Ahora debera vivir nuevas experiencias en el hogar de un hombre que estuvo enamorado de su madre. Elías es un hombre peculiar, de apariencia atractiva, pero fría en todo sentido. La causa del porqué ahora debe aprender a convivir con una pobre chica frágil y enferma, es un misterio para Rose, sin embargo, mientras transcurre el tiempo, él comienza a sentir algo especial por la joven que vive en su casa. Los problemas se presentan cuando se da cuenta que Rose apenas es una niña a comparación de su edad, además el secreto que él guarda podria alejar a Rose de él, sabe que no la puede tener, pero no exactamente por el historial de mujeres que ha pasado por su cama, sin olvidar que su cuerpo podría quebrarse y caer como el pétalo de una rosa si él tratara de hacer todo lo que él imagina. Para Elias, Rose es una flor que se marchita día tras día y él puede que sea las espinas que la rodean y tratar de lastimarla.

PoderosoChick-LitArroganteMulti-MillonarioDramaAmor a primera vista MafiaSecretosAmor-Odio

Prefacio

Rose Wilson apenas tenia diecisiete años cuando le diagnosticaron septicemia, era muy joven para comprender esa enfermedad y sus complicaciones, pero fue suficiente el investigar en internet para saber que su propio cuerpo intentaria matarla un poco mas cada dia si se descuidaba.

Aun era una adolescente que anhelaba ver el mundo, tener sus propias experiencias, beber alcohol, salir un viernes en la noche con sus amigos, ir a fiestas y besar muchachos, pero todo eso que parecía ser tan normal había acabado con un diagnostico medico.

Su padre, Jhon Wilson era un profesor en la NYU en New York que era uno de los mejores ingenieros de termodinamica que se habis postulado para tener un buen puesto en la NASA, pero que al final habia decidido resindir de ese sueño por amor, pero al recibir el diagnostico de su hija, recibio la segunda peor noticia de toda su vida la mañana de un sabado de agosto cuando Rose habia presentado un cuadro de fiebre que no habia cesado durante la noche hasta que decidio llevarla a urgencias. Los medicos le habian controlado la fiebre, pero aun habia muchas incognitas como su presion arterial baja y la clara confusion que podia notarse a simple vista.

Cualquier inexperto que la hubiese visto esa noche hubiese dicho que no era mas que una adolescente alcoholizada que se habia pasado de copas, pero antes de todo eso, Rose habia estado con su padre preparando la cena, despues de eso preparando palomitas de maiz, se habia sentado frente a su televisor a ver un maraton de peliculas en blanco y negro y posterior a eso ambos se fueron a sus respectivas habitaciones para descansar.

El señor Wilson habia despertado esa noche gracias al sonido de un vaso chocando contra el suelo y que se habia espacido por todo el piso de la habitacion de Rose. Ella habia golpeado sin querer el vaso de agua al moverse de aqui para alla en su cama gracias a la fiebre.

Despues de esa noche la vida de la pequeña familia Wilson habia cambiado por completo, Rose habia dejado de ir a clases porque su condicion era delicada, el salir implicaba para su cuerpo una posible recaida y es que de empeorar su situacion habria graves consecuencias.

Los medicos ya le habian informado al señor Wilson que la enfermedad de su hija podia afectar los tejidos de su cuerpo, organos e incluso llevarla a la muerte, por fortuna, segun los medicos, los tejidos que se habian visto lastimados eran solo los de las piernas y que el simple hecho de intentar poner peso sobre sus piernas seria doloroso, asi que no debia caminar, al menos no hasta saber si el tratamiento que le habian recetado seria efectivo para ayudarla a llevar una mejor vida.

Por supuesto que aquel tratamiento era demasiado costoso y para su desgracia era una enfermedad que no cubria su seguro medico, asi que en un lapso de dos años los ahorros que habia reunido en cinco años, desde la muerte de su esposa se fueron rapidamente de sus manos.

Rose tenia diecinueve años cuando la situacion economicas de su padre comenzo a verse afectada, al principio habia comenzado a pedir prestamos a los bancos en donde era cliente, luego tuvo que vender joyeria valiosa y luego poco a poco los muebles de su casa fueron desapareciendo uno a uno hasta que se podia escuchar el eco de sus pasos.

Jhon Wilson se estaba quedando sin opciones, tenia su empleo en la universidad, pero lo que ganaba no era suficiente para sobrellevar la enfermedad de su hija, necesitaba medicamento y tambien un hogar donde vivir.

El banco determino que, despues de no recibir ni un solo pago en un plazo de dos años debia embargar su departamento para cubrir una parte de lo que el señor Wilson debia, las cosas iban de mal en peor y habia noches en las que no podia dormir del estres y la preocupacion.

Sin la casa debia exponer a su hija al mundo real donde un resfriado comun para ella era como la gripe española o incluso la peste, el punto es que él sabia muy bien que su hija no sobreviviria si no tenia un ambiente adecuado para ella.

Una noche mientras buscaba opciones de empleos nocturnos recibió un correo que lo cambiaría todo, era de parte de un viejo amigo o mejor dicho de un viejo alumno. Elias MIhai Vasile.

Elias había sido su alumno unos veinte años atrás, pero la historia que los unía no era solamente la de un alumno profesor, sino también de rivales. Ambos se habían enamorado de la misma chica y habian peleado por ella, pero quien habia ganado el corazon de aquella mujer habia sido Jhon y de esa relacion habia nacido su hija Rose.

Jhon recordó con melancolia aquellos dias en donde su unico problema era el ver a Elias y a Emily juntos durante las clases. Emily era parte del consejo estudiantil por lo que guiar a los estudiantes nuevos y de intercambio era uno de sus trabajos para poder conservar la beca que le permitia estar en la universidad.

En aquel tiempo, Elias era el hombre del momento, era popular por su atractivo y su astucia. siempre sabia que decir y solia humillar a los profesores con sus respuestas bien fundamentadas, pero apesar de la popularidad que llevaba tras de si, él unicamente era amable y gentil con Emily.

Pero en esa época Jhon también era atractivo, era amable y educado, atributos que Emily no paso por alto y a pesar de que disfrutaba de la compañía y de las atenciones de Elias, finalmente decidió dar el paso para exponer sus sentimientos y formalizar una relacion con su profesor.

Elias regreso a Rumania derrotado, pero ni Emily ni él lo olvidaron, porque gracias a él se habian dado cuenta de sus se

ntimientos del uno por el otro. Cuando Emily se graduo se casaron y tuvieron una pequeña bebe a la que nombraron Rose en honor a la madre de Jhon, pero esa felicidad solo duro doce años cuando Emily murio en un accidente de auto mientras conducia para recoger a Rose en su clase de ballet.

Jhon ya sabia lo que era perder a un ser amado, habia sido un dolor que por poco lo lleva a la tumba de no ser por su hija Rose que lo habia salvado al estar ahi para él, habia sido un pilar silencioso que lo habia levantado para continuar con su vida y seguir adelante, pero sin Rose la vida ya no tenia sentido y él sabia que sin ella todo se iria a la mierda.

Recordo todo eso en un segundo, como su vida habia tenido momentos felices e infelices, pero asi era la vida, llena de tragos dulces y amargos.

Elias habia escrito aquel correo con la finalidad de saber sobre él y su familia, sabia que meses atras lo habian condecorado por una investigacion que habia realizado, cuando su vida y la de su hija eran completamente normales.

Jhon tardo una hora en responder, los recuerdos le atormentaron por mucho tiempo, lloro y se lamento hasta que logro calmarse, puso los dedos sobre el teclado y escribio palabra por palabra lo que habia sucedido respecto al accidente en donde habia perdido a su amada Emily, luego le conto lo dificil que habia sido recuperarse, pero que ahora sufria por su hija, el unico recuerdo que habia dejado su esposa y que al parecer sufriria el mismo destino que su madre tarde o temprano porque no lograba cubrir todas sus necesidades.

Envio el correo sin esperanza de que Elias hiciera algo por el, habian transcurrido mas de veinte años desde la ultima vez que lo habia visto, pero sintio que debia deshagoarse con alguien antes de explotar y caer cuando su hija mas lo necesitaba.

Jhon no recibio respuesta hasta tres dias despues cuando estaba empezando a empacar las pocas cosas que tenia en su oficina. Elias lamentaba el desceso de Emily, su amor imposible de la universidad y por ello no queria que su hija sufriera el mismo destino por lo que le exigia que viajara con ella hasta Rumania donde él tenia su residencia, donde habria un hogar para ambos y tambien donde podria recibir las atenciones que necesitaba para sobrevivir.

Jhon tuvo un poco de eseptisismo mientras leia las palabras de Elias, él no tenia a nadie en el mundo que pudiera decirle lo mismo que Elias le habia dicho y por ello dudo de la veracidad de sus palabras.

Le envio un correo de agradecimiento, pero rechazo su oferta, mas por duda que por verguenza porque no entendia las inteciones de Elias. ¿Porque ayudarlo despues de tanto tiempo? ¿Porque no mejor darle un donativo para Rose y asi evitarse problemas?

Pero al dia siguiente Elias le respondio no con palabras sino con un par de boletos para un vuelo hacia Rumania. Jhon los reviso en ese momento y descubrio que eran reales y no solo eso, en las indicaciones del vuelo venia anexado un documento que detallaba la discapacidad de Rose y del porque no podia compatir asiento.

Jhon lloro un par de minutos no porque hubiese caido del cielo la solucion a todos sus problemas, sino porque nadie le habia ofrecido apoyo desde que su infierno habia comenzado, él habia estado sosteniendo a su hija solo y era una carga demasiado pesada para él.

Le respondio con cortesia y un nuevo agradecimiento, pero tuvo que rechazar nuevamente la oferta porque no tenia como pagarle aquel acto de compasion, no queria tener una deuda con él, despues de todo le habia quitado a la chica de sus sueños.

Elias volvio a contestar algunas horas despues gracias a la diferencia de horarios que habia entre Estados Unidos y Rumania, explicandole que él tambien tenia una deuda que no habia podido pagarle a Emily y que deseaba hacerlo, al menos con su hija. Solo con eso Jhon entendio que no podia seguir con ese juego de agradecimiento y rechazo solo por orgullo y verguenza, asi que acepto ir a Rumania, pero con un par de condiciones, pero la primera y la mas importante seria pagarle hasta el ultimo centavo que gastara en Rose.

Despues de ese correo, Elias y Jhon planearon el viaje, el transporte que utilizarian, las necesidades que Rose debia tener en su nueva habitacion y los cuidados paliativos que ayudarian a que ella tuviera una mejor vida, al igual que un par de clases a la semana para que aprendiera el rumano.

Jhon por otro lado y para cumplir su promesa, busco universidades y empresas que estuvieran en busca de un ingeniero en termodinamica cerca de la residencia de Elias, envio su curriculum y afortunadamente fue contratado, pero al encontrar trabajo descubrio que no podria pasar mucho tiempo con su hija y que de hecho, solo podria verla un dia a la semana ya que la residencia de Elias estaba lejos de las grandes ciudades y el ir y venir todos los dias seria imposible, por lo que debia confiarsela a Elias, el hombre que decia tener una deuda con Emily.

Rose por otra parte sufria no solo fisica sino tambien emocionalmente, lamentaba su destino, lamentaba el tener que estar encerrada entre cuatro paredes y no poder ser como los demas, el tener que estar conectada a bolsas de plastico por donde pasaba su medicamento y lo peor de todo, arrastrar a su padre en su sufrimiento, eso era lo que la destrozaba ya que no podia hacer nada mas que forzar sonrisa e incluso tratar de verse valiente y firme ante la adversidad de su enfermedad.

Ninguno podia imaginarse que aquel viaje seria el principio de una historia, un romance, una decepcion y tambien de una muerte.