Librería
Español

Libido +18

87.0K · Completado
L.M
70
Capítulos
15.0K
Leídos
9.0
Calificaciones

Sinopsis

Ariel se encontraba tirada en la cama . La habitación estaba muy oscura. Cuando escucho que la puerta se abría....

RománticoDulceSEXOPoderosoDramaAcciónProhibidoSecretosFuego18+

1

La habitación estaba completamente oscura.

Ariel se encontraba tirada en la cama , y no se movía, como si estuviera bajo un embrujo.

¡Esta noche... se comprometía a matrimonio con un hombre de mayor edad!

Cuando escucho que la puerta se abría, aterrada por lo que iba a suceder, cerro sus ojos del miedo.

Se dice que el tercer hijo de la familia de Santos es extremadamente feo, tiene malos sentimientos y también mala reputación. Ninguna mujer quiere estar de su lado por todos los errores.

Todos en el pueblo querían hacerse cargo del negocio de la familia Santos, pero nadie se atrevía a casarse con él.

Pero la familia Rose cuando abren la puerta.

La familia Rosas necesitaba dinero y se preparaba para una invasión. Su padre le debía dinero y lo obligaron a pagar la deuda, o lo matarían.

Su padre no tuvo más remedio que sacrificar a su hermano, pero al final fue el único al que entregó.

Dijeron que querían controlar las ventas.

control de ventas? Eso suena tan feo. Este es un examen físico. Para él, yo era solo un objeto y nada más.

Sentía que tenía entre cuarenta y cincuenta años, soltero y sin hijos. Pero eso no es un problema. El problema es que tiene aficiones especiales. Como... abuso!

Tiemblan aún más cuando piensan en ello.

La manta se levantó y sintió una mano grande, áspera y fría, como si fuera un demonio del infierno.

¡Pero!

Ella gritó de miedo.

Se quedó en silencio por un momento y preguntó: "¿Tienes miedo?"

Su voz era alta y profunda. Él, que estaba en su estado de excitación, no sabía si era cortés o no. Cuando escuchó su voz, se sintió infeliz porque pensó que estaba enojado.

Al darse cuenta de que necesitaba dinero para salvar a su padre, apretó los dientes, tragó y dijo: "Sí... tengo un poco de miedo, pero puedo..."

"Vamos a encenderlo. Tal vez así confíes más en ti".

Era muy caballero y no hacía preguntas.

Viene a buscar un interruptor en la pared, pero Ariel lo detiene.

"No lo hagas".

Su voz parecía rogarle que no lo hiciera. ¡La gente dice que Charlie tiene una cicatriz en la cara que la hace lucir fea y horrible!

Cuando enciendas la luz, ¿desaparecerás por miedo a ver una cara terrible?

¡No lo enciendas por el amor de Dios!

Charlie se quedó en silencio, pareciendo darse cuenta de lo que había sucedido.

Quería detenerlo cuando le acarició la mejilla con sus grandes manos.

"Señor... esta es la primera vez... ¿puede ser un poco dulce?"

dijo tímidamente. Sus dedos acariciaron sus cejas, tocando su nariz, labios y luego su delgado cuello, hombros y clavícula.

Y a los pechos.

El cuerpo de Ariel se congeló y sus pequeñas manos agarraron su zapato con fuerza, casi rompiendo su nerviosismo.

El hombre sabía que ella tenía miedo, así que la tomó y la dejó cumplir sus deseos.

"¿Sabes lo que significa estar aquí esta noche?"

"Eso... significa que me sacaste de aquí"

"Sí, veo que conoces la situación. Necesito una esposa y el dinero. Eso nos conviene a los dos.” Mientras ella decía esto, sus manos frotaron la piel blanca de Ariel.

No hay nada tan vergonzoso que le haya pasado a Ariel. Sintió que su rostro se sonrojaba y quería que lo mataran. Aparentemente la rechazó, pero anoche tuvo que convertirse en su esposa y luego en su esposa de por vida.

¡Era realmente cobarde a esa edad!

Tal vez ese sea tu objetivo...

"Creo que sabes lo que es el control".

En serio, lo que dijo sonó como una orden.

Se estremeció, sabiendo que estaba impaciente. Ayer fue su celebración por su mayoría de edad.

Bueno, la fruta madura estaba lista para comer para este anciano.

No tiene derecho a preguntar nada. Solo quiero que sea amable y que no le haga nada malo.

Soltó las manos y dejó de defenderse. Pensó que estaba con el hombre. pero inesperadamente una túnica cubría su cuerpo.

Estaba un poco sorprendido y lo escuchó correr: "Estás controlado. Estás limpio. Esperaré hasta que estés listo y seas mío". Abrió los ojos sorprendido, pero el hombre se fue.

Rápidamente encendió la luz, se preguntó si se arrepentía o ya había aceptado el trato.

No se atreve a salir de aquí.

A su alrededor, notó que no quedaba nada para el hombre, solo el olor a tabaco, que no era demasiado fuerte pero olía bien.

Esperó más de diez minutos para asegurarse de que el hombre nunca regresaría. Se cambió y salió.

Una oleada de periodistas se paró inesperadamente en la puerta.

La cámara lo enfocó y el micrófono casi le da en la cara.

Los reporteros la cuestionaban agresivamente: "Recibimos una llamada del público diciendo que usted se comprometió con Charlie, ¿Eso es cierto?"

"¿Y Charlie? ¿Por qué salieron por separado?"

"Disculpe, ¿Puede confirmar los rumores acerca de Charlie?"

"Salieron tan rápido, ¿Acaso Charlie no pudo complacerla?"

Todo el mundo sabe que Charlie es feo y odioso y no le gustan las mujeres. Se rumorea que se equivocó y fue inhumano.

Ariel nunca estuvo expuesto a este tipo de confrontación y se vio obligado a retirarse.

Eventualmente se estrelló contra un pilar y ya no pudo escapar.

La familia Santos es una superpotencia en la capital y los reporteros no se atreven a lastimarlos. Pero la gente habla detrás de Charlie, la piel de la familia Santos. Parece que alguien la traicionó.

Charlie promete ayudarlo y no deja que hablen injustamente de él.

¿Qué tengo que hacer?

Alguien cruzaba la calle en un auto de lujo y lo vieron en medio de un lío. El rostro del hombre era irreconocible en la oscuridad.

Conductor: "Señor, parece que quieren sacarle información acerca de su familia, ¿desea que me encargue?".

"Adelante, pero no la asustes".

Una voz sin emoción sonaba indiferente.

Justo cuando el conductor se iba a bajar del coche para ocuparse de la situación, Ariel hizo un movimiento.

Su cara pálida se volvió una sonriente y un resplandor salió de su rostro, pero con una mezcla de timidez y miedo.

"Charlie se fue primero porque estaba ocupado, así que me dejo descansar antes de irse. Después de todo, si no podía ni levantarme de la cama, ¿Cómo iba a caminar?".

Ella no dio ningún detalle, solo que no podía levantarse de la cama, demostrando el don que tenia este hombre sobre ella.

Los reporteros no se esperaban tal respuesta, ¡Se miraban sorprendidos entre ellos!.

"Jovencita... se rumorea que la apariencia de Charlie es..."

"Mi hombre es naturalmente el hombre mas guapo del mundo, ¿alguna vez vieron su rostro?. Mi hombre es discreto, no le gusta la fama. ¡Pero por los rumores lo pusieron de feo y repugnante!. Solo se que mi hombre tiene un gran corazón y no me interesa lo que me digan los demás. Por lo tanto, mujeres, encuentren a alguien como Charlie. Que le de generosidad, te haga sentir segura, pero lo mas importante...¡Es la diversión entre sabanas!".

Ella hablaba con mucha confianza, y cada vez que decía "mi hombre", parecía que lo decía con sinceridad.

¡De todos modos, nadie ha visto el rostro de Charlie, y nadie sabia si lo que decía era verdad! 

Ella estaba orgullosa de si misma y elogiaba su inteligencia.

Los reporteros no sabían como responder.

Alguien les indico que la entrevistaran deliberadamente. El propósito era que dijera todo lo malo de el , pero ahora... no tenían ninguna frase mala. ¿Qué podrían hacer?. "Eso es todo por hoy, no tengo mas tiempo para hablar. Mi hombre vendrá a recogerme para ir a cenar. ¡Hasta luego!.

Sonrió y se despidió con la mano.

No esperaba que un reportero la detuviera.

"Dado que Charlie es tan admirable y ama tanto a las mujeres, ¿Por qué se fue primero y no te encargo ningún coche para recogerte?".

Tan pronto como dijo eso, su espalda se congelo.

"Sus ojos se pusieron en blanco y luego dijo: "¿Quien dijo que no? El chófer vendrá en cinco minutos. ¿No puedo estar en la puerta esperando? ¡Yo le insistía que no necesitaba a nadie que me recogiera, pero el era muy insistente y no escuchaba!".

"¡Esperemos cinco minutos para ver si lo que dices es verdad!" Este reportero no la soltaba, insistiendo en esperar.

El corazón de Ariel se hundió y estaba molesta por la mentira que había dicho.

¿Dónde encontraría el coche en esos cinco minutos?

Ariel se perdonó por querer ir al baño y rápidamente llamó a una ambulancia.

Le pidió a su mejor amigo que sacara su Audi A para salvarlo.

Cuando salió del baño, encontró un Rolls-Royce negro en la puerta, y había un hombre con un abrigo. Se acercó a ella, abrió la puerta del asiento trasero y le dijo: "Señorita Ariel, suba al auto, por favor. Su esposo ya está en la villa esperándola para comer".

Ariel se volvió. Pensó que Charlie la había lastimado, o ella habría sabido lo que había sucedido.

Y definitivamente se subirá al auto. ¡Tenía tanto miedo que se escapó!

Manejó el auto, se llevó la mano al pecho y respiró hondo aliviado.